Cables submarinos para la industria

Enrique Gárate Cuenca | 1 marzo, 2021

Los cables se utilizan en sectores muy diversos. En función de los campos de aplicación los cables deben cumplir requisitos especiales.

En concreto para los cables usados bajo el agua ¿Qué problemas nos encontramos? ¿Qué soluciones existen?

Impermeabilidad longitudinal y transversal

Hay una serie de aspectos que los cables utilizados bajo el agua deben poder hacer. Bajo el agua, la presión aumenta con la profundidad. Esto se puede ejemplificar con los que le ocurre en los oídos a un buceador, le aumenta la presión a medida que baja. Cuando los cables se utilizan bajo el agua, están sometidos a esta presión. Por lo tanto, la condición más importante es que los cables utilizados sean capaces de soportar la presión.

Buceador bajo el agua

Por este motivo los cables que trabajan a grandes profundidades deben tener cubiertas impermeables. Los revestimientos de cable extrusionados como el PVC, PUR o TPE no son impermeables y lentamente el agua es absorbida por el cable.

Esto provoca que el cable se hinche y se vuelva más blando. Por lo tanto, ya no existe garantía de que el cable esté completamente protegido. El resultado es que el agua penetra lentamente en el interior del cable y en el peor de los casos si el aislamiento está dañado puede provocar un cortocircuito y generar un fallo en el sistema.

Esta entrada de humedad a través de la cubierta exterior de un cable se denomina entrada transversal.

Cuando se produce una entrada transversal, la humedad se propaga en dirección longitudinal dentro del cable. Esto se denomina efecto capilar. El líquido es presionado continuamente a través de los pequeños huecos y cavidades del cable.

Este efecto se refleja fácilmente con un vaso de agua y una pajita. Al introducir la pajita dentro del vaso el nivel del agua en la pajita es superior al del vaso.

Para evitarlo, necesitamos la llamada impermeabilidad longitudinal. Para conseguirla, se introducen bajo la cubierta exterior sustancias capaces de hincharse con el paso del agua con el objetivo de sellar el cable en el interior y evitar la subida del agua por el interior del cable.

Conclusión

Si la cadena portacables se encuentra unos metros bajo el agua y resurge ocasionalmente se pueden usar cables en PUR o TPE.

Aquí podréis encontrar un ejemplo de un cable se servomotor a una profundidad de hasta 200 m

Póngase en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle con la selección de cables.

Enrique Garate, PM chainflex de igus

¡Ya has votado!
Compartenos
You are also welcome to comment on the article - we look forward to your opinion!