Cadenas portacables autosoportadas vs. deslizantes

Genoveva de Ros | 18 diciembre, 2020

La cadena portacables es un componente fundamental del diseño de cualquier máquina y debe considerarse ya desde la fase inicial de diseño. Este sistema puede implementarse de varias maneras dependiendo del movimiento de la máquina, pero lo más común es una instalación horizontal, autosoportada y de corto recorrido. En este tipo de aplicaciones, el ramal superior de la cadena funciona sin tocar el ramal inferior a lo largo de toda la carrera.

Si la longitud del recorrido es demasiado larga para una instalación autosoportada, se considera que es una aplicación de largo recorrido en la que la cadena portacables se desliza sobre sí misma. En estos casos, es necesario utilizar un carril de guiado y una barra deslizante para el soporte de la cadena portacables.

En este breve artículo, te mostraremos las diferencias entre las aplicaciones de las cadenas portacables autosoportadas y las cadenas portacables deslizantes, cómo implementarlas en su aplicación, y las reglas esenciales a seguir durante el proceso de diseño e instalación.

Diseño de aplicaciones autosoportadas

Si el ramal superior de una cadena portacables e-chain funciona sin tocar el ramal inferior en todo el recorrido, la conocemos como una aplicación autosoportada. La vida útil máxima de una cadena portacables en una aplicación autosoportada depende del tipo de cadena seleccionada, así como del peso de llenado.

Según el peso de llenado, podemos clasificar las cadenas portacables autosoportadas en tres subcategorías:

Autosoportada con ramal superior recto (FLG)

Siempre se prefiere este tipo de aplicación, ya que la cadena es capaz de funcionar silenciosamente, no hay vibraciones adicionales debido al pandeo del ramal superior del sistema. En una aplicación FLG, el ramal superior o bien tiene precarga (curva a lo largo del ramal superior), es recto, o tiene un pequeño pandeo: entre 10 y 50 mm, dependiendo del tamaño de la cadena portacables.

Autosoportada con pandeo permitido (FLB)

La instalación de una cadena portacables FLB presenta un pandeo en el ramal autosoportado superior al de las aplicaciones FLG, pero inferior al pandeo máximo permitido, cuyo valor depende de qué cadena que se utilice. Las aplicaciones FLB están permitidas en la mayoría de los casos, pero pueden resultar problemáticas si la frecuencia de desplazamiento o la aceleración de la cadena son altas.

Cadena portacables en aplicación FLG vs. FLB

Pandeo crítico

Si el ramal superior de la cadena portacables tiene un pandeo mayor que el permitido para una aplicación FLB, se le llama pandeo crítico. Este tipo de instalaciones deben evitarse o reservarse para circunstancias extremas. Si bien una cadena portacables nunca debe instalarse con un pandeo crítico, algunas aplicaciones pueden llegar a la fase de pandeo crítico después de un largo período de uso. Cuando esto ocurre, la cadena portacables debe sustituirse.

Diseño de aplicaciones deslizantes

En aplicaciones de largo recorrido, el ramal superior de la cadena portacables descansa sobre el ramal inferior, deslizándose parcialmente en el ramal inferior, y parcialmente a la misma altura en una barra deslizante. Para el guiado lateral en una aplicación de deslizamiento se necesita un carril de guiado. Este permite que las cadenas portacables funcione sin problemas y de forma segura en aplicaciones de largo recorrido. La altura de un carril de guiado debe ser al menos el doble de la altura de los eslabones de la cadena portacables, y los laterales deben proporcionar una abertura biselada, con una anchura interior ligeramente mayor que la anchura exterior de la cadena.

Cuando el ramal superior no puede deslizarse por encima del inferior, se deben instalar barras deslizantes en los laterales del carril de guiado. igus recomienda barras deslizantes de plástico, las cuales están optimizadas para su uso con los materiales de las cadenas portacables e-chain.

Indicaciones importantes para la instalación de carriles de guiado y barras deslizantes en cadenas portacables:

  1. Alinea correctamente todas las piezas

    En el momento de instalación es clave que todos los elementos queden perfectamente alineados para evitar movimientos no deseados y desajustes en el futuro

  2. Cabezas de tornillos al ras en el carril de guiado

    Asegúrate que ninguna de las cabezas de tornillos sobresale en la parte interior del carril de guiado para evitar desgastes y daños en la cadena portacables

  3. Asegura una transición suave y nivelada entre el final de la cadena y las barras deslizantes

  4. Asegurar una conexión sólida con la superficie de deslizamiento

Diferencias de velocidad, aceleración y vida útil

En aplicaciones autosoportadas y deslizantes, la aceleración de la cadena portacables es un parámetro muy importante que hay que tener en cuenta. Las altas aceleraciones pueden hacer que la cadena experimente vibraciones, lo que reduce la vida útil. Si una aplicación autosoportada cuenta con un pandeo mayor que el de los sistemas FLG (autosoportados con ramal recto) mencionados anteriormente, puede llegar a ser especialmente peligroso. Los niveles máximos de aceleración y velocidad en una aplicación autosoportada solo pueden alcanzarse con cadenas con un diseño FLG. Los sistemas de suministro de energía e-chain utilizados en este tipo de diseño pueden soportar cargas, velocidades y aceleraciones muy altas en aplicaciones autosoportadas. En el laboratorio de pruebas de igus se han logrado aceleraciones máximas de 784 m² en uso continuo en aplicaciones especializadas.

contacto técnico Diego Jiménez

¡Ya has votado!
Compartenos
You are also welcome to comment on the article - we look forward to your opinion!

Palabras clave:

cadena autosoportada cadena deslizante Cadena portacables

Newsletter:

Suscríbete al boletín de noticias:

Seleccionar lista(s)*