¿Por qué los cojinetes plásticos iglidur son respetuosos con el medio ambiente?

LarsButenschoen | 11 julio, 2019

← Todos los temas

En palabras de la rana Gustavo: «No es fácil ser verde». Y aunque solo es una marioneta, la rana Gustavo tiene razón: hoy en día, muchas empresas están haciendo todo lo posible por reducir su huella de carbono. Sin embargo, hacer que una empresa sea más respetuosa con el medio ambiente no se consigue de la noche a la mañana. Suele ser la culminación de una serie de cambios que tienen lugar con el tiempo en diferentes ramas de la industria. ¿Cómo contribuyen los cojinetes iglidur en este aspecto? Aunque pueda sonar trivial, el uso de cojinetes plásticos sin lubricantes puede reducir la contaminación de manera considerable.

1.1 Los cojinetes plásticos igidur N54 de igus son respetuosos con el medio ambiente, ya que están compuestos por un 54% de materias primas renovables.

Cuatro características respetuosas con el medio ambiente de los cojinetes iglidur:

1. Los cojinetes plásticos no necesitan lubricación, lo cual protege el medio ambiente. Se estima que cada año se consumen unos cuatro mil millones de litros de lubricantes industriales en los Estados Unidos, de los cuales aproximadamente el 40% se dispersa en el medio ambiente. Gracias a los continuos avances en el desarrollo de materiales triboptimizados para cojinetes plásticos, igus puede ofrecer alternativas a los cojinetes metálicos que son respetuosas con el medio ambiente para cada vez más aplicaciones. A diferencia de los cojinetes de metal y bronce, que necesitan lubricación, los cojinetes plásticos iglidur tienen una lubricación sólida que está integrada en el material y que, por lo tanto, no se puede quitar. Esto significa que los cojinetes no necesitan aceite ni grasa, por lo que no se liberan contaminantes al medio ambiente.

2. Los cojinetes plásticos son muy ligeros. Por lo tanto, los cojinetes iglidur también pueden ayudar a reducir el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono de equipos al aire libre, vehículos de motor y aviones, por ejemplo. La reducción de peso conduce a masas más bajas y, como consecuencia, a un menor consumo de energía.

3. La buena resistencia química de los cojinetes plásticos es otro aspecto ecológico positivo. En cambio, para que los metales tengan buena resistencia química, a menudo tienen que someterse a un baño de galvanización dañino para el medio ambiente.

4. Se requiere menos energía para fabricar un casquillo de plástico en comparación con un casquillo de metal. Por ejemplo, se necesita la energía derivada de unos 15 litros de petróleo crudo para producir 1 litro de aluminio, y unos 11 para producir 1 litro de acero. En cambio, solo se necesita 1 litro de petróleo crudo para hacer 1 litro de plástico; y suponemos que este valor aún descenderá más gracias al desarrollo continuo de plásticos basados en aceites vegetales.

Cuanto más pesa el componente, más energía necesita para empezar a moverse y mantenerse en movimiento.
¡Ya has votado!

También puede interesarte:

You are also welcome to comment on the article - we look forward to your opinion!

Palabras clave:

Cojinetes de fricción

Newsletter:

Elige un tema