El cojinete ha dejado falla antes de lo previsto y se desprende un polvo rojizo.

LarsButenschoen | 9 julio, 2019

← Todos los temas

Si el cojinete iglidur  presenta fallos antes lo de previsto o deja de funcionar correctamente, merece la pena inspeccionar con más detenimiento el polvo que se desprende. Si se tratan de partículas metálicas, normalmente el cojinete no es problema, al menos no de forma directa. Una de los principales ventajas de los cojinetes iglidur  es que se suministran con una lubricación adicional. Muchas personas desconocen que los lubricantes no solo son necesarios para los cojinetes de deslizamiento. Estas sustancias también proporcionan protección ante la corrosión, especialmente en aquellos cojinetes en exteriores o en aplicaciones expuestas a grandes cantidades de humedad. Naturalmente, los cojinetes iglidur son resistentes a la corrosión. Pero, ¿y el eje? ¿Y la carcasa? Aquí es donde entra en acción el polvo mencionado anteriormente. Si tiene un origen metálico y en muchos casos incluso presenta un color rojizo, se trata de polvo metálico procedente de la carcasa o del eje. A menudo, no encontrarás tanta corrosión en el origen porque ya se habrá desprendido. En este caso, el mejor remedio es aplicar cera anticorrosiva una sola vez. Otra opción es utilizar acero inoxidable o acero con revestimiento. Aplicar lubricantes de forma continua también sería una alternativa económica.

¡Ya has votado!

También puede interesarte:

You are also welcome to comment on the article - we look forward to your opinion!

Palabras clave:

Cojinetes de fricción

Newsletter:

Elige un tema